Mar para Bolivia

APUNTES EN TORNO AL TEXTO DE GUSTAVO FERNÁNDEZ SAAVEDRA SOBRE
"BOLIVIA Y CHILE", CRÓNICA DE DESENCUENTROS.

 

Mauricio Aira, miembro honorario y corresponsal permanente para Europa de la Sociedad de Geografía, Historia y Estudios Geopolíticos "Cochabamba" Gotemburgo Suecia, Agosto 2013.

Como era de esperar, el ex canciller y diplomático, estrecho colaborador del Presidente Walter Guevara Arce, nos brinda un texto ordenado, cronológicamente impecable del periplo que recorrió nuestra relación con el vecino Chile desde la Guerra del 79 hasta el llamado Abrazo de Charaña entre 1975 y 1977.

Profundo conocedor del tema, su análisis pone por fundamento el nivel alcanzado en esta relación durante la IX Asamblea General de la OEA que resultó en la más grande victoria diplomática boliviana graficada en la Resolución 426 declarando de interés hemisférico permanente encontrar una solución para que Bolivia obtenga acceso soberano y útil al Océano Pacífico, por lo que emite una resolución que estimule el progreso económico y social, con espíritu fraterno y de integración.

En verdad que la resolución de "Recomendar a los Estados que inicien negociaciones encaminadas a dar a Bolivia una conexión territorial libre y soberana con el Océano Pacífico" es la más clara de cuantas han tratado el tema a lo largo de los 134 años que suceden a la Guerra, más aún si la resolución marca "Tales negociaciones podrían considerar la inclusión de una zona portuaria de desarrollo multinacional integrado y tener en cuenta el planteamiento boliviano de no incluir compensaciones territoriales.

Algo invalorable que la gestión Guevara Arce y Fernández Saavedra logró en la célebre Asamblea celebrada en La Paz, Bolivia fue institucionalizar el tema "continuar su consideración en la próxima Asamblea General", lo que fue traidoramente menospreciado y olvidado por el Canciller Choquehuanca, cuando en la Asamblea de Tiquipaya, retira de la Agenda Permanente de la OEA, el tema del Mar.
El otro aspecto fundamental de la propuesta de G.F.S. es la imprescindible mención de la solución histórica de Arica sito en que se cruzan los intereses de los tres países "es el punto nodal de la solución del enfrentamiento histórico entre Chile, Perú y Bolivia y se ha convertido en la opción real de acceso soberano de Bolivia al Océano Pacífico.

Abona G.F.S. con múltiples referencias históricas, económicas y prácticas para insistir en esta solución, como la conexión del camino Patacamaya-Arica y los ferrocarriles La Paz-Arica y Oruro-Antofagasta y el hecho de ser despachada la exportación boliviana a través de los puertos de Arica, Iquique, Antofagasta, no estando ausente la zona franca de Iquique entre las disponibilidades a favor.

Insiste el diplomático, trabajador infatigable en la realización de la Asamblea Novena de la OEA en la urgente necesidad de complementar un programa de integración económica y de cooperación entre los TRES países que conforman juntos una "mega región densamente poblada y llena de enormes recursos naturales", sin descartar la complementación minera y gasífera.

Al fin Gustavo Fernández Saavedra, pregunta si no es mejor y más inteligente buscar la solución por la vía de la integración trilateral, la respuesta es que SI. A Bolivia, a Chile a Perú les conviene hallar entre todos TRES, la fórmula más práctica de una definitiva resolución.