Mar para Bolivia

POR LA FUERZA, PORQUE NO IMPORTA LA RAZÓN

Almirante (sp) Jorge Botello Monje

Chile decidió impugnar la competencia de La Haya en el diferendo con Bolivia. Esto era de esperar pues hacia allí apuntaban sus antecedentes ante la justicia internacional y los tratados que firma. Los argumentos señalados como principales son: “la inviolabilidad de los tratados y la estabilidad de las fronteras", también afirma que Bolivia quiere modificar el Tratado de 1904.

Se ha difundido ampliamente la violación, por parte de Chile,  de los tratados firmados con Bolivia, incluido el de 1904. Por lo tanto no vale la pena repetirlo.

Sobre la estabilidad de las fronteras, estas se modificaron, entre ambos países desde 1866 y recientemente la frontera marítima entre Chile y Perú también fue modificada; por tanto tampoco es un argumento válido. Sus explicaciones no tienen mayor consistencia que la que pueda conseguir a partir de confundir a la opinión internacional.

Rechazando la competencia a la Corte repite la posición de 1879. Ahora, como en ese entonces, niega la oportunidad a la paz, apoyándose en su poder militar y despreciando los instrumentos de arreglo pacífico de las controversias, que la sociedad internacional se impuso para evitar conflictos.

Su posición nos lleva a plantear ciertas consideraciones:

-  ¿Por qué impugna a la Corte ahora y no en la presentación de su contra memoria el 2015?

Porque busca dilatar la definición, que primero se establezca la competencia o no de la Corte y luego se retome el asunto principal si esta se declara competente. Así puede alargar los tiempos esperando que en el futuro, con un eventual cambio del escenario político, las posiciones también cambien y nuestro país retorne a la interminable negociación, olvidando la demanda. Recordemos que fueron numerosos quienes apoyaron la cesación de la demanda para volver a negociar, cuando así lo planteó Chile. Es de la máxima importancia que los dirigentes políticos que busquen el voto popular, en las próximas y posteriores elecciones, se comprometan a continuar con el proceso en La Haya, hasta su conclusión.

- Si la Corte se declara competente y falla a favor de Bolivia, ¿Chile cumplirá el fallo?

Chile no cumplirá un fallo favorable a Bolivia. Aducirá que afecta sus intereses vitales y pese a la condena internacional, no acatará a la Corte. Esto debe ser previsto por nuestras autoridades y tomar los recaudos necesarios.

- ¿Por qué Chile negoció con Argentina y Perú?

Chile mantiene un enfoque disuasión - imposición en sus relaciones con Bolivia. En el tratamiento de problemas comunes apela a su superioridad militar, explícita o implícitamente, así el 10 de los corrientes realzó el acto de Jura a la Bandera realizado en Calama, en el “Regimiento Reforzado Nº1 Calama” a cuyas instalaciones acudió la presidenta Bachelet, aunque el ministro de defensa tuvo “el cuidado” de señalar que: “no tiene relación con ninguna contingencia actual”. Obviamente esta declaración estuvo dirigida a recalcar su determinación de usar la fuerza, frente a la justicia que pudiera tratar de imponer la Corte de La Haya.

Con  Argentina y Perú negoció pues la primera podía derrotarle en el inminente conflicto bélico que enfrentaban y el segundo representa una amenaza que no justificaba el riesgo de una negativa. Esto nos lleva a la conclusión de que Bolivia debe potenciarse en todos los órdenes de la defensa nacional.

Sobre el Tratado de 1904, nuestro país no ha planteado nada y lo que busca es que Chile cumpla lo que unilateralmente prometió.

La Corte no se declarará incompetente por el solo pedido de Chile, es de la mayor importancia afinar los recursos contrarrestando su ofensiva y demostrarle a la Corte que no solo tiene competencia en razón de materia, sino también en razón de principios, pues su misión es mantener la paz entre los estados, negar su competencia seria muestra de su agotamiento como instrumento de arreglo pacífico de controversias y dejaría nuevamente las decisiones en el poder de las armas.