Mar para Bolivia

CONFESIÓN EXTRAORDINARIA DE CHILE

 
 
SAÚL PANIAGUA FLORES

 

 

  

 

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, publicó en Folha de Sao Paulo Detrás de la demanda boliviana, reproducido en EL DEBER el domingo 11 de enero del 2015. En el artículo afirma: “Cada vez que Chile, en el marco de las negociaciones políticas, formuló propuestas para satisfacer la aspiración marítima boliviana, las conversaciones fracasaron por causas ajenas a la voluntad de Chile”.

Esta extraordinaria confesión del actual canciller de Chile ratifica la demanda boliviana, donde el país transandino, “en el marco de negociaciones políticas, formuló propuestas para satisfacer la aspiración marítima boliviana”. En síntesis, no fue Bolivia quien “formuló propuestas” para su salida libre y soberana al mar, sino Chile.

Esta confesión coherente de la Cancillería chilena coincide con las diversas ocasiones en que Chile se obligó a resolver la “aspiración marítima boliviana” (Jorge Escobari C., Historia diplomática de Bolivia, 1975, p. 216):

1) por el tratado del 18 de mayo de 1895, Chile se comprometió a transferir a Bolivia los territorios de Tacna y Arica;

2) el representante chileno Emilio Bello C., en el acta protocolizada del 10 de enero de 1920, dejó establecido que “
Chile está dispuesto a procurar que Bolivia adquiera una salida propia al mar, cediéndole una parte importante de esa zona al norte de Arica y de la línea ferrocarrilera”;

3) en la Asamblea de la Liga de las Naciones en 1921, el delegado chileno Agustín Edwards declaró que su país está dispuesto a satisfacer la demanda boliviana en un arreglo directo;

4) el canciller chileno manifestó que estaba dispuesto a
“celebrar un nuevo pacto que consulte la situación de Bolivia”;

5) en 1926, Chile aceptó la proposición Kellog” de ceder a perpetuidad a Bolivia las provincias de Tacna y Arica;

6) el presidente de Chile, Juan Antonio Ríos (1944), habló de la “
disposición de su Gobierno de resolver el problema portuario en gestión directa”;

7) el presidente de Chile, Gabriel Gonzales Videla (1945-1947, 1950-1951) reiteró la “
disposición de resolver la cuestión del
puerto” y solucionar la mediterraneidad de Bolivia dándole una salida propia al mar; y

8) en 1961, el Gobierno de Chile dirige un memorándum “
para recordar” a Bolivia la existencia de un compromiso contraído por Chile en 1950.