Mar para Bolivia

DE BARÓN   A  BARÓN 

 Gonzalo Molina Osio
 Ex Senador de la República
gomolina2003@yahoo.com

 La vuelta que da la rueda de la historia, nos proyecta la imagen del enviado  del Emperador de Brasil, don  José María da Silva Paranhos Junior, “Barón de Rio Branco”, para negociar los 191.000 kilómetros cuadrados  que en la guerra del Acre,  cedió finalmente Bolivia a Brasil mediante el Tratado de Petrópolis, el 17 de noviembre de 1903, durante la Presidencia de don José Manuel Pando Solares.

 La imagen que ahora proyecta  Chile, enviando en calidad de Agente ante la Corte Internacional de La Haya, al Sr. José Miguel Insulza Salinas nos deja ver circunstancias muy parecidas y estamos impresionados  con la similitud de personajes y acontecimientos que estremecen el cuerpo y el alma.

Cristian Garay Vera, del “Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago de Chile” afirma que “ Brasil y Chile afrontaron juntos los problemas del Acre y de Antofagasta que derivarían en las redacciones de los Tratados de Petrópolis [1903 Brasil] y de Paz y Amistad [1904 Chile]”.

 Edgar Oblitas Fernández  en su obra “La Historia Secreta de la Guerra del Pacífico” escribe, “Brasil y Chile en los momentos cruciales de desventura para Bolivia, siempre  mueven juntos sus tentáculos como convocados por un conjuro que los atrae mutuamente para asfixiarla.”

JOSE MIGUEL INSULZA SALINAS.

Es el  Agente chileno ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya en reemplazo de  Felipe Bulnes.

José Miguel Insulza es abogado con posgrado en la Universidad de Michigan, académico distinguido con la Orden de Isabel La Católica, diplomático, investigador político, catedrático de la Universidad Católica, y Central  de Chile. Miembro  del Partido Socialista. Ministro Secretario General de la Presidencia, Ministro de Relaciones Exteriores y Ministro del Interior.  El gobierno de Lagos, lanzó su candidatura al cargo de Secretario General de la OEA  cuando Carlos D. Mesa, era Presidente del país y su gobierno no le dio el voto favorable, sin embargo, el chileno fue electo (2005-2015) con el voto decisivo del gobierno de Venezuela.  Actualmente mantiene muy buenas relaciones con  altos dignatarios del mundo. Su proyección política, pudiera estar a la espera del momento ideal para lanzar su candidatura a la presidencia de Chile.

Prontamente José Miguel Insulza, acomoda su estilo a la responsabilidad que asume,  promoviendo a Chile como un país pacífico y confiable, convocando al dialogo bilateral en caso de levantar la demanda boliviana.

José María Da Silva Paranhos Junior (1845-1912), “EL BARÓN DE RIO BRANCO” 

Diputado y promotor de actividades diplomáticas del Imperio del Brasil, nombrado Patrono de la Diplomacia y Héroe de la Patria. Fue Cónsul en Liverpool, Embajador  en Alemania y Ministro de Relaciones Exteriores. Su mayor logro fue anexar a su país  importantes territorios mediante victorias diplomáticas sobre la Guyana Francesa, Argentina  y Bolivia cuando estaba en disputa fronteriza  el Tratado de Petrópolis mediante el cual Bolivia cedió una superficie de 191.000 Km2 que corresponden en su mayor parte a la región del Acre.  Antes, en 1867, durante la presidencia de don Mariano Melgarejo Valencia, Bolivia había cedido otros 164.242 Km2 que fueron anexados por Brasil al Estado de Amazonas.  

MORALEJA.- No está en controversia el conocimiento y la fortaleza del equipo que nos representa en la Corte Internacional de Justicia de la Haya,integrado por los ex presidentes, Eduardo Rodríguez Veltzé y Carlos D. Mesa Gisbert, acompañados por dos eminentes Embajadores:  Gustavo Fernández Saavedra y Javier Murillo de la Rocha, sin embargo, la impronta histórica de lo acontecido con el “Barón de Rio Branco”, bien pudiera transmutarse al Sr. José Insulza Salinas, asumiendo el título de  “El Barón del Mapocho.”

 Nos preocupa el adagio que hablando de reinos dice “solo el humano tropieza dos veces en la misma piedra.”

COMENTARIO GASTÓN CORNEJO BASCOPÉ

Con absoluto razonamiento histórico, el Senador Gonzalo Molina Ossio, expone sus preocupaciones sobre la identidad de dos personajes expertos en diplomacia y juegos diplomáticos de la Cancillería Brasilera y Chilena respectivamente.

Felipe Bulnes, el descendiente del militar invasor, fue apartado ante la definición de la Corte Internacional de la Haya – que quiérase o no – fue un primer revés para Chile que intentó negar competencia para dirimir un tema internacional de larga data.

Insulza “pseudo-socialista” participó por conveniencia personal con gobiernos de corte pinochetista. De buen grado aceptó la constitución política del dictador, hasta reciente, la misma que subvalora todos los referentes democráticos profundos y hiere la dignidad ciudadana  en el país de Pablo Neruda y Gabriela Mistral.

Con seguridad tendremos que recibir duras ofensas del ex socialista en el debate internacional pero la verdad documentaria probará todo el aserto boliviano. Su reciente tesis novedosa es proclamar la posibilidad de una “INTEGRACIÓN” continental.

El punto medular de la discrepancia histórica y la futura integración americana pasa por el acuerdo político bilateral, y mejor pensado “Trilateral”. Mientras no exista un consenso de mínimos éticos y diplomáticos entre Bolivia-Chile-Perú, será muy difícil arribar a la solución integral final.

Pero cualquiera fuera el resultado del proceso, Bolivia ya ha ganado un importante paso histórico que, además es incontrovertible, el introducir la usurpación, la mediterraneidad y el enclaustramiento en la mesa crítica de la consciencia mundial. Ese gran paso inicial le duele al país invasor pues desnuda el aspecto ético de su comportamiento ¡POR LA RAZÓN O LA FUERZA!

No debemos guardar ningún  temor ante el socialista de pantalla política.

Cochabamba, 1 enero 2016