Mar para Bolivia

CHILE SE PREOCUPA POR APOYO DE ENRÍQUEZ OMINAMI

GASTON CORNEJO BASCOPÉ, ex Senador que en el año 2006,   trabajó originalmente los contactos entre parlamentarios chilenos y bolivianos desde Valparaíso, transcribe el escrito de prensa llegado desde Chile el dia de hoy 26 de octubre, sobre las declaraciones del parlamentario amigo Marcos Enriquez-Ominami en La Paz Bolivia:

 “El dirigente político del tercer partido del vecino país sostiene que se puede viabilizar una salida soberana al Océano Pacífico.

El presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Chile, Jorge Tarud, expresó ayer su profundo malestar y preocupación por el apoyo que manifestó el líder del Partido Progresista (PRO), Marco Enríquez Ominami (ME-O), a la pretensión de Bolivia de obtener una salida soberana al mar.
 El viernes, durante un acto en el Palacio de Gobierno de La Paz, y en presencia del presidente de Bolivia, Evo Morales, Enríquez-Ominami sostuvo que "
yo sueño con un mar que nos una y que no nos divida; un mar con soberanía es perfectamente posible"

 Esta alocución fue realizada en ocasión de la presentación de la biografía de su padre 'Miguel Enríquez, un nombre en las estrellas'.

 El líder de los progresistas chilenos, tercera fuerza política de su país, doctor en filosofía política e historia en centros franceses, llamó a la unidad de Bolivia y Chile, que actualmente pleitean en la Corte Internacional de Justicia en La Haya por la asignación de una salida soberana al Océano Pacífico.

 "Sueño con que decidamos aquí nuestro futuro y no en Europa. Sueño a la Presidenta de Chile en La Paz y al presidente Evo Morales en Santiago. Sueño cosas prácticas: vuelos directos entre La Paz y Santiago", afirmó el dirigente chileno en el Palacio Quemado al abogar por la resolución del desencuentro bilateral de casi 140 años.

 RECHAZO DE CHILE A LAS DECLARACIONES.

El político de extrema derecha Tarud, (conocido por su posición absolutamente contraria a la aspiración boliviana y enemigo recalcitrante de Bolivia) desde la nación vecina en una entrevista concedida a un medio chileno rechazó esas declaraciones y advirtió que podrían afectar la causa de Chile en La Haya, donde se analiza la demanda marítima boliviana.

 "Marco Enríquez Ominami  le está provocando un daño a Chile, considerando que él ha sido un candidato presidencial y, en consecuencia, sus declaraciones ciertamente van a ser utilizadas por los abogados de la causa de Bolivia en contra de nuestro país en La Haya", afirmó

Recordó que "todas las fuerzas políticas, desde la UDI hasta el Partido Comunista, hemos cerrado filas con la Presidenta Michelle Bachelet para defender nuestra soberanía y hemos demostrado absoluta unidad en la defensa de los intereses de Chile". Por eso, sostuvo que "esta voz disidente de ME-O me parece altamente reprochable y le hace a uno

preguntarse si hay otros intereses de por medio". (Afirmación intrigante y altamente sospechosa de los propios intereses de este político ahora presidente de la comisión de relaciones del Senado chileno, que comulgó con la criminalidad del dictor Augusto Pinochet, el genocida más repulsivo de Latinoamérica)

 "Marco Enríquez Ominami (ME-O), siempre dijo que para él era una tragedia tener la nacionalidad chilena y que le hubiese gustado ser italiano. En consecuencia, dado sus propias declaraciones, podemos deducir que la entrega de nuestro territorio para él no constituye ninguna importancia y es bueno que la ciudadanía se dé cuenta del tipo de personaje que tenemos en la política nacional", subrayó Tarud. (Es imprativo recodarle a este compañero de Pinochet, que gran parte del territorio chileno fue boliviano, incluídas las riquezas apropiadas en una invasión de fuerzas militares sin declaración alguna de guerra)

 El viernes 24 de octubre, en la noche, el Presidente de Bolivia Evo Morales se reunió con el ex candidato a la presidencia de Chile Marcos Enríquez-Ominami, quien presentó en el Palacio de Gobierno de La Paz el libro “Miguel Enríquez, un nombre en las estrellas”, una obra sobre la vida de su padre que fue escrita por el historiador español Mario Amorós.

 En su discurso, el político, que ha visitado varias veces La Paz, destacó que sueña con una mayor integración entre ambos países y “con un mar con salida soberana, porque es perfectamente posible” pero la solución no sólo depende de Chile, sino también de Bolivia y Perú.

Sueño con que decidamos aquí nuestro futuro y no en Europa”, dijo Marco Enríquez-Ominami, en alusión a la demanda presentada por Bolivia en la Corte de La Haya en 2013.