Mar para Bolivia

Bolivia tiene todos los instrumentos para ganar controversia a Chile por  el Silala

Carlos D. Mesa G.

Ante la decisión de las autoridades chilenas de presentar una demanda a Bolivia en torno a las aguas del Silala y que el Gobierno nacional anunciara que apelará al recurso de la contrademanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, el expresidente Carlos Mesa afirmó que el país tiene todos los instrumentos legítimos para ganar la controversia generada por los manantiales bolivianos. El exmandatario, a través de su blog personal carlosdmesa.com, puntualizó algunos aspectos relacionados con el accionar histórico de Chile respecto a Bolivia y que este año derivara en la segunda demanda jurídica que enfrentará a los dos Estados. “Queda claro que Bolivia tiene todos los instrumentos para ganar en estas controversia”, afirmó Mesa en su análisis. Destacó también que ante el anuncio del Gobierno de presentar una segunda demanda por las aguas del Silala, Chile decidió al vuelo entregar la suya, mostrando una aparente imagen de ser el país perjudicado y que, por lo tanto, tiene exigencias que hacerle a nuestro país por el “uso arbitrario de recursos compartidos”. Para Mesa, esta estrategia chilena tiene un objetivo en relación a la demanda marítima boliviana y es “diluir la fuerza y la atención exclusiva en la cuestión marítima” que se ventila en La Haya.

CINISMO DIPLOMÁTICO
El vocero oficial por la demanda marítima realizó también una comparación histórica de dos momentos en la diplomacia chilena.
El grado de cinismo de la diplomacia chilena es tal que, el mismo país que en el gobierno de Jorge Alessandri (1962) desvió arbitraria y unilateralmente las aguas del río Lauca (este sí inequívocamente un río de curso sucesivo), se permite enjuiciar a Bolivia por el Silala”, afirmó Mesa.
Recordó que “Chile usó ilegalmente las aguas del Silala a partir de un contrato específico del Estado boliviano con una empresa privada de ferrocarriles (1908), para la provisión de agua a las locomotoras a vapor que se usaron hasta 1961”.
Asimismo, remarcó que “Chile desoyó sistemáticamente las reclamaciones bolivianas sobre el Lauca, desde los años treinta del siglo pasado, y desvió el curso de esas aguas y se negó siquiera a escuchar a Bolivia o establecer un diálogo que resolviera la flagrante vulneración que había hecho del derecho internacional. Esa situación pervive hasta hoy”.
En esa línea, expresó que la nación (Chile) que ha usado y abusado de unas aguas que no le pertenecen sea la que inicie una demanda contra la nación afectada (Bolivia) e incuestionable propietaria exclusiva de ese recurso.

PIDEN USO INTEGRAL
Por su parte, el exsenador potosino Eduardo Maldonado dijo que Bolivia debe hacer uso integral de las aguas del Silala y su aprovechamiento tiene que efectivizarse en cumplimiento de una norma legal.
Criticó que las autoridades chilenas plantearan una demanda contra Bolivia por las aguas del manantial del Silala, que se encuentra en suelo boliviano y que fueron desviadas artificialmente hace años por Chile.
Lamentó que el canciller chileno pidiera, el viernes de la semana pasada, a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya que no se realicen acciones que puedan afectar cualitativa o cuantitativamente el cauce de las aguas del Silala.
“Es decir unos ya toman la iniciativa para privarnos de ejercer un derechos sobre las aguas que nacen en nuestro territorio, no como un río internacional, como río de curso internacional, sino como un manantial como fosas de agua (…) allá en la región de Quetena Chico, actualmente frontera”, dijo en entrevista con Erbol.
Se refirió al anuncio que el presidente Evo Morales realizó el 23 de marzo de este año, cuando dijo que demandará a Chile por las aguas del Silala, Maldonado señaló que ello habría permitido al Gobierno de Chile trabajar en la concretización de una demanda en contra del país boliviano.
“Estas dando la ventaja absoluta de que te prepares (…) Chile lejos de los discursos va a los hechos y a las 10 semanas del anuncio del presidente Evo Morales, no solo que anuncia, sino que presenta una demanda contra el Estado boliviano, es esa la diferencia que debe llamarnos la atención”, señaló.

DATOS
El 6 de junio, Chile decidió presentar una demanda ante la CIJ contra Bolivia por las aguas del Silala, para que esta determine que es un “río internacional”.
En tanto, Bolivia anunció el 7 de junio que presentará una contrademanda, justificando que las aguas del Silala son manantiales, bofedales, que están en territorio boliviano.