Mar para Bolivia

BOFEDALES DEL SILALA

 

El cauce de la vertiente del Silala, se inicia como la canalización artificial de aguas del “Bofedal” subterráneo  de de un depósito fluvioglaciar de antigua data (se calcula en 10.000 años) depósito de agua fósil que aflora en 90 ojos, c/u vierte 2 litros/seg, llevando un total de 200 a 300 litros/seg hacia el territorio chileno. (Estudios del Ing. Bazoberry). Se asegura que sin la canalización descrita dichos recursos hídricos no renovables quedarían sin flujo alguno. 
La cuenca hidrográfica subterránea tiene 70 km2 de superficie ubicada a los pies del volcán Inacaliri y cerro negro próximo. Toda ella en las hondonadas del Quetena del territorio boliviano. 
Habría sido descubierta por primera vez en 1880 luego del triunfo guerrero gracias a la invasión de Chile en el Litoral Boliviano territorio de Atacama, que luego de la Batalla del Alto de la Alianza de Tacna, exploró los territorios ganados por la violencia de una guerra no declarada, por el ingeniero inglés Hosias Holding. 
 

El cauce de la vertiente del Silala, se inicia como la canalización artificial de aguas del “Bofedal” subterráneo  de de un depósito fluvioglaciar de antigua data (se calcula en 10.000 años) depósito de agua fosil que aflora en 90 ojos, c/u vierte 2 litros/seg, llevando un total de 200 a 300 litros/seg hacia el territorio chileno. (Estudios del Ing. Bazoberry). Se asegura que sin la canalización descrita dichos recursos hídricos no renovables quedarían sin flujo alguno. 

La cuenca hidrográfica subterránea tiene 70 km2 de superficie ubicada a los pies del volcán Inacaliri y cerro negro próximo. Toda ella en las hondonadas del Ketena del territorio boliviano. 

Habría sido descubierta por primera vez en 1880 luego del triunfo guerrero gracias a la invasión de Chile en el Litoral Boliviano territorio de Atacama, que luego de la Batalla del Alto de la Alianza de Tacna, exploró los territorios ganados por la violencia de una guerra no declarada, por el ingeniero inglés Hosias Holding. 

El 11 de junio de 1906, la empresa The Antofagasta and Bolivia Railway Company Limited (actual Ferrocarril de Antofagasta a Bolivia) logró una merced del Estado boliviano mediante una concesión con la Prefectura de Potosí en 1908. 

La concesión notariada y protocolizada tenía el objeto de utilizar un tercio de las aguas para el suministro de las máquinas de su ferrocarril. Cuando terminó el uso de locomotora a vapor y se permutó por diesel concluyó el objeto de la concesión pero Chile continuó  posteriormente utilizando para usos diferentes a los estipulados en el contrato de concesión, las aguas fueron a cubrir la demanda de las empresas chilenas del norte, principalmente de la empresa minera estatal Codelco-Chuquicamata y de las empresas sanitarias de Antofagasta y otras ciudades.


 El 5 de mayo de 1996, diarios bolivianos acusaron la utilización de aguas bolivianas al denunciar que el Silala habría sido desviado artificialmente por empresas chilenas y que cualquier uso por parte de Chile debiera tener una compensación económica. Ante lo cual, Chile revindicó que tendría derechos en su curso inferior por tratarse de un “río” de curso sucesivo y no de un manantial como sostenía Bolivia.  

En años posteriores Bolivia reclamó formalmente a las autoridades chilenas sobre la soberanía del manantial y en1997, durante el gobierno de Hugo Banzer Suarez, por orden del Canciller Antonio Aranibar, concluido el objeto de la concesión fue revocada mediante ordenamiento al Prefecto de Potosí Sr. Manzano la revocatoria a dicha concesión el 14 de mayo e 1997; por DS fue ratificada dicha anulación. Restaba perfeccionar la revocatoria cuando el 6 de agosto de 1997, el Canciller A. Aranibar cumplió su función ministerial. 

Las tensiones entre ambos países se acentuaron e incluso el gobierno boliviano amenazó con cortar la salida del cauce superior del Silala, exigiendo las indemnizaciones correspondientes a las que el gobierno chileno se ha negado rotundamente, bajo el argumento de la utilización de aguas internacionales.

PRE ACUERDO DEL SILALA

Gastón Cornejo Bascopé   
Cochabamba 10 enero 2016.            

“Los Tiempos”, 10 de enero 2016. El abogado, sociólogo y ex Canciller don Antonio Araníbar Quiroga, publica una importante rememoración histórica respecto a su experiencia diplomática sobre el tema polémico del manantial Silala, pendiente con Chile. Actualiza el Borrador de preacuerdo, firmado por los vicecancilleres de Bolivia (Hugo Fernández)  y Chile a mediados de agosto 2009; anota que éste fue tratado como: “Sistema Hídrico del Silala, con los objetivos de preservación, sostenibilidad y aprovechamiento, en beneficio mutuo de ambos países”. No se trata de un sistema hídrico sinop de un deposito fósil de agua.

Sostengo inicialmente que dicho documento, felizmente y hasta el presente, no fue  acordado, porque soslayaba la naturaleza física y geológica del recurso, otorgaba el derecho propietario a Bolivia en un 50% del manantial del Silala perteneciente en su totalidad a Bolivia, y contenía un agravio histórico que no fue sancionado en su responsabilidad a quienes lo pergeñaron.

Don Antonio Araníbar, ex Canciller de Bolivia, realiza un recuento histórico importante, a partir de 1997, cuando ejercía las funciones de Ministro de Relaciones internacionales.

Ningún gobierno (salvo en dos ocasiones 1951 y 1956) analizó el tema mientras fluía el recurso hídrico por el altiplano, libre y gratuitamente, para regar propiedades particulares y ser comercializado a elevado costo en las ciudades del norte chileno.

Fue gracias a la actuación pionera de un senador de Tarija , Arturo Liebers, quien desde el H. Senado de la República, miembro del MIR, Nueva Mayoría, insistiera en la verdadera naturaleza del manantial Silala y fuera escuchado  “con amplitud de miras y sentido patriótico” en sus atinadas observaciones por el Canciller Araníbar durante una Petición de Informe Oral. El viaje del Ministro de Relaciones Exteriores acompañado de parlamentarios a una inspección in situ, comprobándose las observaciones de Liebers y consecuentemente el cambio de enfoque diplomático-administrativo.

El año 2009, como Senador de la República, participé – junto a la bancada opositora de PODEMOS – a una Petición de Informe Oral al canciller Choquehuanca, alarmado ante la publicación de un diario chileno sobre la firma de un acuerdo entre Chile y Bolivia que aseguraba para Bolivia un derecho propietario de sólo 50% de los recursos hídricos del Silala; que renunciaba al pago histórico y solucionaba la controversia de la naturaleza: río/manantial, mediante el estudio de un comité científico mixto, en 4 años.

Choquehuanca afirmó que se trataba solamente de la firma de Actas de un borrador de intensiones firmado por los vicecancilleres de Bolivia y Chile. En el debate parlamentario, el senador Tito Hoz de Vila y el senador Luis Vásquez Villamor presentaron nutrida argumentación dejando en situación crítica al peticionado, demostraron que ese acuerdo era inadmisible y debía censurarse. No se concluyó la censura por motivaciones ajenas al tema, dejándose tal evaluación para una subsecuente sesión que lastimosamente ya no pudo realizarse.

Yo identifico un cambio de actitud, de carácter muy distinto, de los cancilleres Araníbar y Choquehuanca. El primero el de un acendrado patriotismo; el segundo, permisivo e irresponsable, pues gracias a que Chile interrumpió el diálogo de la Agenda de los 13 puntos no se firmó el inicuo borrador.

Posteriormente, el curso de los acontecimientos sobre el tema SILALA fue el siguiente:
        2000.  Bolivia otorga  a DUCTEC /40 años para el uso industrial y el consumo humano del recurso hídrico (no alcantarilla ni minerales)
·        2001 Chile no reconoce a DUCTEC
·        2002. Bolivia anuncia cerrar aguas o ir a un arbitraje ante  La Haya.  Chile rechaza.
.        2004 Se conforma el Grupo de trabajo mixto.
·        2006 Agenda de los 13 puntos inicia estudios entre ambos países.
·        2008-2009 PRE ACUERDO  (Chile afirma “Hemos logrado algunos avances”)
El Pre Acuerdo fue descartado ante la oposición del Comité Cívico de Potosí “CONCIPO” que exigia el pago total de la “Deuda histórica”.

·        2010. Julio.- Chile Cree que la deuda histórica es imposible de cancelar, que es opuesta a la larga data que Bolivia concedió el recurso sin reclamar y que lesiona el “DERECHO CONSUETUDINARIO”. En octubre sucede la ruptura del diálogo binacional.
·        2012. Chile solicita informe sobre varios proyectos que estudia la Prefectura de Potosí para la utilización de las aguas.
·        2012. Chile reitera el pedido de informe. Bolivia construye algunas edificaciones mínimas para alojar guardianes de la vertiente. Chile cree que existe contaminación humana.
·        2016. El Presidente EMA anuncia la posibilidad de estudiar una demanda ante La Haya.
·        2016 marzo 29. Bolivia organiza la visita de una Comisión.

“Autoridades aseguran que se trata de un “Bofedal”convertido en Manantial y fluye por canalización chilena artificial”
Chile presenta el juicio ante La Haya. Afirma que “Bolivia al no informar niega y limita el derecho de Chile” “Que existe una controversia de puntos irreconciliables y opuestos” “Que Chile exige que por Derecho Consuetudinario Internacional de 1907 sobre las Cuencas hídricas, en este caso de pendiente ininterrumpida y regular de 4.3% cuyas cabeceras a 4.360 y 4.421 sobre el mar lleva aguas que ingresan a Chile a 4.278 por quebradas formadas en miles de años, es un recurso enteramente suyo 100% y que no es producto de la canalización reciente. Que Bolivia reconoció el mapa de 1904; Que Bolivia no reclamó por más de cien años” “Que el hecho de que el agua emerja por una vertiente no evita que se forme un río” “Que el Principio de utilización equitativa y razonable obliga a Bolivia a respetar su derecho propietario tratándose de aguas internacionales” “Que Bolivia tiene obligación de informar , cooperar y evitar daños al uso y que ocasionó perjuicios” “Que Bolivia debe notificar medidas con información de impacto ambiental” “Que Bolivia ha violado obligaciones el 2012 al construir estanque piscícola, fortín - casas - sin impacto ambiental”

Existen argumentos técnicos y legales para sustentar el derecho boliviano ante La Haya:

1,. La empresa de FC pidió permiso y concesión a Bolivia en 1908 para utilizar las aguas con un objeto preciso.   
2.- Las aguas nace y mueren en Potosí Bofedal que no fluye  naturalmente.
3.- Se desvió y canalizó artificialmente las aguas para que por declive fluyan a Chile.
4.- Chile ofreció pagar una deuda de 50% el 2009.
5.- El derecho propietario de este recurso depositado no renovable nace en territorio boliviano y es 100% propiedad de Bolivia.
6.- Existen normas nacionales e internacionales a respetar. Sobre todo está la CPE. (8 artículos). Finalmente, se ha denunciado que Chile efectuó perforaciones muy próximas a la frontera para extraer aguas del deposito subterráneo boliviano.
El tema SILALA rescata otro de igual trascendencia que es el DESVÍO DEL RIO LAUCA efectuado por Chile en la década del 50.
7.- Es inaceptable recibir como justas las expresiones de los diplomáticos chilenos:

“Estamos compartiendo” “Hemos construido” “Ambos países tenemos derecho al beneficio”.

Chile ha usufructuado la totalidad del recurso a precio de oro durante 108 años sin reconocimiento de ningún beneficio. Chile ha construido la canalización que desvía el bofedal. Jamás Bolivia ha compartido beneficio alguno; y ahora Chile, ante la Haya, dice que el recurso es 100% de propiedad chilena.                                                                                

20 de Julio 2016. La Comisión boliviana presidida por el Canciller Choquehuanca visitó y comprobó el desvío artificial del río Lauca, y en los puertos de Arica-Antofagasta, la implementación de una serie de medidas burocráticas que perjudican el libre tránsito de mercaderías de importación / exportación quebrando el Tratado de 1904.  

LA HAYA TENDRÁ QUE CONSIDERAR NO SÓLO EL ENCLAUSTRAMIENTO DE BOLIVIA, TAMBIÉN LA SUSTRACCIÓN DEL BOFEDAL SILALA Y EL DESVÍO DEL RÍO LAUCA.