Mar para Bolivia

“ESTOY CON BOLIVIA Y PIDO MAR PARA ELLOS”

RAÚL ALARCÓN  Santiago de Chile

El diputado humanista del Frente Amplio tiene una larga relación con Bolivia. De hecho, su primera mujer, Sandy, que muriera de un cáncer hace ya varias décadas, era una bailarina boliviana y cuando nació su única hija, el padre quiso llamarla Bolivia. “Pero van a burlarse de ella en el colegio”, argumentó la madre. Ante lo cual, Florcita le sacó la primera letra y la llamó Olivia.

Respecto al diferendo que se discute en La Haya entre Chile y Bolivia, el flamante diputado señaló que “lo que pide Bolivia es ¡muy poco!, es muy poco al lado de todo lo que perdió. Yo recomiendo ponerse al revés, imaginarse que nosotros somos Bolivia y perdimos todo ese territorio con todas las riquezas que eso significa. Al lado de eso, es muy poco lo que piden los hermanos bolivianos. Yo estoy con ellos”.

Ante los dichos del senador Alejandro Guillier, quien propuso un canje de territorio por territorio, Raúl Alarcón dijo que “se parece a la opción que planteó Alberto Mayol, del Frente Amplio. Cualquiera de esas alternativas son interesantes, porque se establece una relación bilateral, directa, no judicializada. Cuando se judicializa, todos pierden. Yo recomiendo imaginarse que Bolivia es Chile y que Chile es Bolivia, ¿cuánto reclamaríamos por eso? Una pequeña mirada que puede ayudar, es ponerse en el lugar del otro”.

Y luego continuó: “Bolivia pide, sencillamente, salida al mar. Hasta Pinochet le encontraba razón a la salida al ladito de la frontera con Perú, y Perú no estuvo de acuerdo. Entonces, habría que retomar eso y convocar a Perú. Eso sería una buena solución y es factible, lo que pasa es que acá, el gobierno chileno quiere hacer muestra de tener bíceps y de poder frente a los demás”, además dijo que los gobiernos “tampoco quieren aceptar las críticas internas, en cuanto a que el mar no es de los chilenos sino que hoy es de cinco familias y para la eternidad, en una ley totalmente cuestionada y totalmente comprada. El gobierno chileno quiere demostrar poder, no quiere entrar en relación de diálogo”.
Los humanistas han estado pidiendo mar para Bolivia desde hace décadas y con sus diputados actuales, lo están reiterando.
El mejor comentario es el de Tomás Hirsch diputado humanista que echó un balde de agua fría en el rostro del gobierno neoliberal de Piñeira:
¡No entiendo cómo se cortan las venas hablando de mar en La HAYA cuando regalaron el mar de Chile a siete enriquecidas familias con una ley que además les da eternidad propietaria!